La UCJC acoge un ciclo de conferencias sobre Inteligencia Artificial y tecnología

La Universidad Camilo José Cela ha iniciado un ciclo de conferencias sobre los retos que supone la irrupción de la Inteligencia Artificial en distintas áreas de la sociedad, para entender y enlazar las crecientes demandas del mundo empresarial y de la tecnología. La UCJC contempla la formación en tecnología como un pilar estratégico con una oferta formativa muy variada, entre la que destaca el Grado en Ingeniería Robótica e Inteligencia Artificial que comenzará el próximo curso 2023/24.

El martes 27 de junio tuvo lugar en el Campus de Almagro de la UCJC la primera mesa redonda con el título «La fusión perfecta: cómo la Inteligencia Artificial está transformando la energía», que contó con la participación de varios expertos del sector de la energía para hablar sobre la Inteligencia Artificial, que debatieron sobre la aplicación que se está haciendo actualmente de esta tecnología en el sector energético. Un sector que, independientemente del transversal que toque -generación, distribución o comercialización-, o la tecnología implicada -renovable o tradicional-, tiene una serie de particularidades en común como tener gran volumen de datos y clientes, donde el uso adecuado de la tecnología es prioritario.

En la mesa redonda han intervenido Lino González, director del CAILAB de la UCJC y del Grado en Ingeniería Robótica e Inteligencia Artificial; José Luis Vallejo, responsable de innovación de UFD; Jesús Oliva, responsable de Inteligencia Artificial en Cepsa; Mónica Fernández, directora de Transformación Digital de TotalEnergies; Ignacio Bullón, fundador y socio de Exanter; y Alberto Iglesias, periodista y subdirector del suplemento Disruptores e Innovadores (D+I) del El Español.

En su intervención, Fernández ha explicado que la aplicación de la inteligencia artificial viene acompañada de un gran volumen de datos, por lo que la gestión de los mismos y la garantía de su seguridad son algunos de los retos a tener en cuenta. “Hay que depurar la información para construir la IA sobre unos cimientos bien sólidos”, ha precisado. “Es lo que va a sustentar todo”.

Tanto Vallejo como Oliva han coincidido en que otro de los desafíos a los que se enfrentan las empresas del sector energético a la hora de aplicar la inteligencia artificial tiene que ver con la integración en la cultura de la empresa y de la sociedad. En concreto, han precisado que es necesario formar y evangelizar a los trabajadores que interaccionan con ella para que entiendan que vienen a ayudar y no a sustituirlos.

Por su parte, Bullón ha añadido que otro de los frentes a afrontar es la rápida evolución de esta tecnología, lo que obliga a las compañías a moverse de forma continua para adaptarse y ofrecer un valor añadido frente a la competencia.