La UCJC fomenta la cultura de legalidad y la convivencia en su ‘Vida campus’

La Universidad Camilo José Cela ha puesto en marcha una nueva actividad dentro de su programa Vida Campus. Esta formación, centrada en la cultura de la legalidad, da respuesta a la solicitud de los propios alumnos de conocer aspectos de las normas de convivencia y supervivencia en los ámbitos personal y profesional. Un total de doce acciones formativas han involucrado, de forma multidisciplinar y transversal, a nueve profesores de seis grados distintos de las facultades de Comunicación y Humanidades, de Educación y de Salud. A la actividad se han sumado más de 80 alumnos durante el mes de abril.

Este curso pretende ayudar a los alumnos de la UCJC a analizar las situaciones más importantes de la vida, y sobre las que hay que tomar decisiones trascendentales, como en qué trabajar, qué pareja de larga duración escoger, en qué casa vivir, etc. Todas estas decisiones requieren valentía, pero también serenidad y unos valores mínimos que todo comportamiento social debe respetar.

Sobre las propias inquietudes de los alumnos y la motivación de los profesores se han estructurado unos contenidos básicos sobre cuatro bloques temáticos fundamentales:

  • Conocer las normas básicas en actividades que cualquier universitario realiza de forma cotidiana, como alquilar una vivienda, comenzar a trabajar en una empresa o hacer la declaración de la renta. Por qué es importante respetar las normas, superando el beneficio cortoplacista de saltarse las reglas del juego.
  • Saber cómo reaccionar ante delitos que se pueden sufrir, cómo y por qué denunciar ante las autoridades. Especial énfasis en redes sociales actuales como Tiktok o Instagram.
  • Conocer los derechos básicos en situaciones cotidianas de cualquier estudiante, como consumir en un restaurante, alquilar un coche en verano y comprender el entorno natural en el que nos movemos.
  • Identificar las claves para una vida pacífica y saludable, detectando los falsos mitos de la salud mental o la alimentación. Aprender la importancia de resolver conflictos pacíficamente con compañeros de clase o de piso, así como analizar situaciones de desinformación con pensamiento crítico y creativo.

La decana de Comunicación y Humanidades, Eva García Montero, abrió el curso la primera semana de abril instando a los alumnos a atreverse a cambiar el futuro a favor de la sana convivencia y la paz, dado el tenso entorno actual. Por su parte, la decana de Educación, Carmen Sánchez Ocharov, cerró el curso promoviendo el pensamiento crítico y creativo, como fuerza motora de cambio que guíe la convivencia pacífica de forma estable y sostenible.