“Si no estamos en la estanflación, poco nos queda”

La Universidad Camilo José Cela ha organizado en su Campus de Almagro el seminario de economía aplicada titulado ‘La inflación que nos azota’, que ha sido impartido por Ramón Febrero, profesor de la Universidad Complutense de Madrid, y ha contado con la participación de Pedro Schwartz, profesor y catedrático de la propia UCJC.

El objetivo del seminario ha sido explicar el nexo entre el dinero, la inflación y la actuación de los bancos centrales, además de aclarar cómo se puede aplicar la ley de la oferta y la demanda al dinero y responder a la pregunta de si los bancos centrales han cumplido con su objetivo fundamental. “Podríamos decir que los bancos centrales no han respetado en la última década su mandato. Han actuado como agentes de política fiscal y de financieros del gasto público de los países más que como agentes monetarios”, ha afirmado Febrero.

Ramón Febrero ha apuntado que la inflación ha vuelto a “ponerse de moda”, ya que sus niveles han vuelto a llamar la atención del mercado de valores en los últimos meses. El profesor de la Universidad Complutense considera que la inflación se considera un “fenómeno monetario, un término que ha sido empleado por una gran cantidad de autores a lo largo de la historia”. También ha definido, alternativamente, a la inflación como “un fenómeno de costes”, y ha advertido de que “si no estamos en la estanflación, poco nos queda”.

La ley de la oferta y la demanda

Febrero ha destacado que “la ley de la oferta y la demanda es el concepto que todo el mundo puede entender sin ningún tipo de formación en economía, y con ella se puede explicar perfectamente la inflación”. La ley de la oferta y la demanda, como ha definido el profesor de la Universidad Complutense, “es que la mayor abundancia de un bien implica el abaratamiento de ese bien, y la menor abundancia de ese bien, por el contrario, encarece el valor de ese bien”. Esta ley explica el precio relativo de un bien para el resto de individuos y cómo se forma este precio relativo.

“El valor del dinero es otro tipo de precio relativo, pero no es un tipo de interés”, ha diferenciado Ramón Febrero, que ha asegurado que “el precio relativo del dinero se puede calcular a través de la ley de la oferta y la demanda”. Tal y como ha explicado el profesor de la Universidad Complutense de Madrid, “la interacción entre la oferta y la demanda de un bien determina su precio relativo”, ya que “a mayor abundancia relativa (o menor escasez relativa), menor será el precio (o el valor) de un bien”, y viceversa.

Finalmente, Febrero ha querido aclarar qué es la inflación diferenciado los distintos tipo de dinero que existen, para a su vez explicar qué es la oferta monetaria, que “se puede entender como una suma o como un producto monetario”. La demanda de dinero, por otro lado, es “inversamente proporcional al nivel de renta”, ha aclarado. “El fuerte impacto negativo de la crisis del COVID-19 y de la guerra en Ucrania ha desembocado en un déficit en la demanda del dinero”, ha concluido el ponente, que ha asegurado que “podemos concluir que la inflación es un fenómeno monetario”.