Profesores y alumnos de la UCJC se vuelcan para ayudar a mitigar las consecuencias de la pandemia sanitaria de la COVID-19

Son varias las iniciativas que se han puesto en marcha desde las distintas áreas de la UCJC, y también desde la Fundación Universidad Camilo José Cela y la Fundación Felipe Segovia, que han coordinado una serie de iniciativas dentro del Movimiento Solidario SEK que se ha extendido, además, a las familias de nuestros alumnos y a todo aquel que quisiera colaborar de forma voluntaria.

Además de los profesores y estudiantes de Enfermería que durante estos días están poniendo a disposición de la sanidad madrileña sus conocimientos y horas de práctica y dedicación, se han sumado iniciativas como el diseño y la impresión en 3D de equipos de protección para los profesionales sanitarios.

El grupo de alumnos que ha desarrollado esta iniciativa de producción de materiales sanitarios con las impresoras 3D disponibles en el DesignLab de la UCJC y las facilitadas por el Colegio SEK El Castillo, está compuesto por los alumnos que en estos días de confinamiento continúan viviendo en las residencias de la Universidad Camilo José Cela, algunos de ellos, del Proyecto Integra, como Munir A., que cursa el Grado en Artes Digitales.

Todo el material producido –unas 40 viseras protectoras hasta el momento– se están entregando periódicamente a la Policía de Villanueva de la Cañada y a Protección Civil para su entrega al Hospital Puerta de Hierro, con el objetivo de contribuir a los Equipos de Protección Individual (EPIs) destinada al equipo sanitario.

Movimiento solidario UCJC

La Fundación UCJC está trabajando en estos días para promover entre la comunidad educativa la máxima participación posible de voluntariado y de recursos, con el objetivo de coordinar y canalizar toda la ayuda con el ecosistema de ONGs y fundaciones que trabajan en estos días con colectivos especialmente vulnerables en esta crisis.

Son varios los alumnos y profesores del Grado en Derecho quienes se han prestado a colaborar con la Fundación Balia para asistir jurídicamente a familias que se encuentren en situación de desprotección legal.

Por otra parte, un grupo de aproximadamente 50 profesores se han sumado a la iniciativa de la Fundación Tomillo, que tiene como objetivo desarrollar distintos programas dirigidos a la infancia, adolescencia y familia, así como a la formación y la orientación sociolaboral. En estos momentos de brecha digital, la ayuda de este grupo de maestros, pedagogos y psicólogos, es un gran apoyo para las iniciativas que tiene en marcha esta fundación. Por otra parte, un grupo de profesores y alumnos de Psicología están colaborando con centros de menores y de refugiados para ofrecer apoyo emocional y de orientación.

Otra iniciativa que está teniendo una gran participación es la de la iniciativa No te conozco pero aquí estoy, a la que muchos niños y jóvenes están dirigiendo sus dibujos y cartas desde sus casas, con el objetivo de escribir cartas a los que sufren la soledad por la COVID-19.

Por otro lado, también se están recolectando batas para su entrega a la Clínica CEMTRO.

Si quieres unirte a este movimiento solidario y prestar tu ayuda, no dudes en apuntarte en este formulario.