Laura Sanz, profesora de la UCJC, analiza en The Conversation la situación laboral de las empleadas del hogar durante la crisis del COVID-19

Laura Sanz, profesora de los grados en Derecho y en Empresa y Tecnología de la Universidad Camilo José Cela, ha analizado en la plataforma The Conversation cuál es la situación laboral a la que las empleadas del hogar y las que cuidan a personas mayores con limitaciones de movilidad.

Sanz argumenta que “España tiene más de 400.000 empleadas de hogar y de cuidados que, a pesar de cumplir con el alta en el Régimen General de la Seguridad Social (Sistema para Empleados de Hogar), no tienen cobertura social por desempleo y, además, algunas de sus condiciones laborales y sociales son difícilmente justificables”.

Debido a esta situación, la profesora de la UCJC esgrime que este colectivo no se ve reflejado entre aquellos a los que el gobierno español ha incluido dentro de sus medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social que ha hecho mella en los trabajadores asalariados, empleadores y autónomos debido a la pandemia del COVID-19.

“Para las empleadas de hogar y de cuidados el teletrabajo no es de aplicación por razones obvias. A duras penas pueden cumplir la orden de confinamiento pues necesitan presentarse todos los días en su puesto de trabajo, exponiéndose al mismo riesgo de contagio que el resto de trabajadores todavía en activo a los que sí se les protege con un ERTE en caso de verse afectados”, afirma en su artículo.

Laura Sanz concluye lanzando varias cuestiones sobre el futuro inmediato de este sector, e incita a reformular las medidas para ayudar a estas trabajadoras en esta época de incertidumbre laboral provocada por el confinamiento domiciliario que todo el país está realizando para luchar contra los contagios del coronavirus.