La Facultad de Comunicación y Humanidades organiza una jornada para reflexionar sobre la seguridad en Internet y las redes sociales

La Universidad Camilo José Cela, a través de la Facultad de Comunicación y Humanidades, ha organizado una jornada para reflexionar sobre la seguridad en el uso de Internet y también sobre la huella digital que dejan los usuarios en el uso de las redes sociales, desde la perspectiva de la comunicación, de la legalidad, de los profesionales que viven en el entorno digital y, sobre todo, de un uso adecuado de las herramientas que proporciona el mundo online.

A través de dos mesas redondas y con un plantel de lujo –entre ellos la periodista y escritora Marta Robles, el abogado y experto en Protección de Datos y Comercio Electrónico Javier González Espadas, el Policía Nacional en la Secretaría de Estado de Seguridad Néstor Iván San Celestino, el periodista y criminólogo Nacho Abad, la representante de influencers y celebrities Ana Fernández Pardo y el periodista e influencer Javier de Hoyos—se debatió acerca de los límites entre el derecho a la información y a la privacidad, las noticias falsas, los riesgos de estafa y de ciberacoso. También se habló sobre las oportunidades que ofrece Internet para los influencers y los negocios nativos en Internet. Las mesas estuvieron moderadas por los profesores de la UCJC Francisco Santamaría y José Pedro Marfil.

Los alumnos tuvieron la oportunidad de escuchar de primera mano y de preguntar sobre los principales riesgos que los expertos expusieron. Los participantes también comentaron sus recomendaciones cuando se utilizan las redes sociales “siempre debemos medirnos la temperatura antes de escribir un comentario”, afirmó Marta Robles, haciendo alusión a la importancia de la huella digital y a los cambios en las opiniones que las personas pueden tener sobre distintos temas a lo largo de su vida.

La jornada se organizó en el marco del Día de Internet Segura, que mundialmente se celebra el 11 de febrero y que está promovido por la red INSAFE/INHOPE con el apoyo de la Comisión Europea con el objetivo de promover un uso seguro y positivo de la tecnología.