María Perales, profesora de la UCJC, analiza en ‘The Conversation’ los riesgos de hacer ejercicio de alta intensidad durante el embarazo

La ganadora del Premio Nacional de Investigación en Medicina del Deporte por su estudio Adaptaciones cardiacas maternas a un programa de ejercicio físico supervisado durante el embarazo: ensayo clínico, María Perales, argumenta en un artículo publicado en la plataforma The Conversation los riesgos de realizar ejercicio de alta intensidad durante el embarazo.

Perales afirma en el texto que existen “estudios previos desarrollados con mujeres deportistas y atletas de élite, acostumbradas éstas últimas a entrenar una media de 22 horas semanales antes del embarazo, que indican que el ejercicio de alta intensidad (por encima del 85% de la capacidad máxima materna) puede ocasionar descensos significativos en la frecuencia cardiaca fetal, reducciones de entre el 60-80% del flujo de sangre uterino, pérdida de peso del nacimiento a medida que se incrementa la intensidad durante el primer y tercer trimestre de embarazo, así como una tendencia a adelantar el momento del parto en mujeres embarazadas de niñas”.

Además, la profesora de la Universidad Camilo José Cela recomienda “conocer el impacto de las altas cargas de ejercicio sobre los resultados del embarazo en cuanto a peso, talla, perímetro craneal, pH del cordón umbilical, test de Apgar y edad gestacional en el momento del parto”, lo que sería un primer paso para valorar su seguridad a corto plazo.

Aun así, María Perales considera que sí es “absolutamente seguro y efectivo” realizar ejercicio de carga moderada durante el periodo gestacional, siempre y cuando la mujer no presente ninguna contraindicación médica ni obstétrica para la práctica de actividad física y si se practica de manera regular, combinando ejercicio aeróbico y de fuerza a intensidad moderada supervisada por un profesional en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.