Francisco López Muñoz ingresa en la Real Academia de Medicina y Cirugía de Andalucía Oriental

Francisco López Muñoz, director de la Escuela Internacional de Doctorado y del Área de Investigación y Ciencia de la Universidad Camilo José Cela, ha tomado posesión como Académico Correspondiente de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Andalucía Oriental (RAMAO), en la sede de dicha Real Academia en Granada, tras la preceptiva lectura de su discurso de ingreso, titulado ‘Los filtros de amor en la literatura española del Siglo de Oro: el papel de los agentes psicotrópicos”.

En su discurso, Francisco López analizó el uso de diferentes sustancias en la elaboración de los denominados “filtros de amor”, en el entorno mágico de la España Áurea y en el ámbito de las prácticas de hechicería.

Los filtros de amor solían ser elaborados con remedios herbales, generalmente compuestos de diferentes plantas solanáceas, como la datura o estramonio, el solano, el beleño o la mandrágora, además de otras especies, como la valeriana, la verbena, el acónito o napelo, la cicuta o la adelfa.

El académico de la UCJC destacó la atracción de los literatos áureos por el entorno de la magia, algo común en la España de la época, y se centró en los dos autores más representativos de ese periodo, Miguel de Cervantes, creador de la novela moderna, y Lope de Vega, el dramaturgo más prolífico y erudito de la historia de la literatura universal, y revisó sus principales obras en relación a la hechicería y los preparados amatorios.

La Real Academia de Medicina y Cirugía de Andalucía Oriental cuenta con una historia de más de 260 años y tiene su origen en una tertulia médico-literaria. Fue reconocida como Academia por Fernando VI en el año 1757 y se ubicaba en una botica localizada en una calle, hoy inexistente, situada entre el Colegio Mayor San Bartolomé y Santiago, la Iglesia de San Justo y Pastor y la Facultad de Derecho.

En su actual configuración, la Real Academia de Medicina tiene su origen en la Real Cédula dictada por Fernando VII en 1830. Aunque desde 1831 sus sillones fueron ocupados mayoritariamente por profesores de la Facultad de Medicina de Granada, en los últimos años la Real Academia se ha abierto a distintos profesionales de la medicina y otras ciencias sanitarias no solo de Granada, sino de las provincias de su entorno más inmediato como Almería, Jaén, Málaga y Melilla.