Samuel Martín-Barbero: “Tenemos la responsabilidad mayúscula de incentivar la libertad individual de todo aquel a quien educamos”

El Rector de la Universidad Camilo José Cela, Samuel Martín-Barbero, ha sido entrevistado en el programa ‘University Campus’, espacio de Radio Internacional dedicado a la educación superior, en el que ha tenido la oportunidad de explicar las características de internacionalidad, interdisciplinariedad e innovación que hacen diferente el modelo educativo de la UCJC. El Rector ha hecho además alusión a la importancia del profesorado en la educación de los alumnos y a la responsabilidad que tiene la universidad para educar a los ciudadanos en la libertad de pensamiento y de opinión.

“La Universidad Camilo José Cela nace con el ideal y la aplicación práctica de querer fomentar una idea distinta de educar en el espacio de educación superior”, ha declarado al comenzar su intervención. Samuel Martín-Barbero ha confesado que siente que “el hecho de ser jóvenes es una bendición” y que esto necesariamente hace que “tengamos que ser distintos. Hay un espacio de mejora sustancial en las universidades para que puedan tener un mayor impacto en la sociedad, no que solo esté obsesionada por tener el conocimiento y poder controlarlo”.

De esta forma ha revelado los referentes internacionales que el equipo rectoral tomó hace tres años y medio, universidades jóvenes y privadas de países como Alemania, Israel o Reino Unido, que trasladan a sus profesores y alumnos una nueva forma de entender la universidad. “Universidades de fuerte vocación docente, que no solo están pendientes del número de publicaciones científicas, sino del impacto que tiene el docente sobre el alumno para que aprenda”.

Un cambio de mentalidad en la labor docente

El papel del docente es clave para el desarrollo de los estudios en la universidad. “Los alumnos huyen de las clases magistrales donde el profesor se sube a un atril a dar sus clases. Los jóvenes de hoy en día buscan un profesor que escuche, que dinamice, que se acerque y con quien puedan enfrentar sus ideas desde el punto de vista intelectual, que fomente el pensamiento crítico y que cultiven valores”.

En este punto, el Rector ha destacado la decisión que recientemente ha tomado su equipo para impulsar las metodologías de enseñanza activas. “Hemos decidido romper el espacio físico. Somos la única universidad en España que prescinde ya de paredes, de cubículos, de despachos para sus profesores”. Y en alusión a esta revolución, ha evidenciado lo que ha supuesto un cambio en la gestión cultural en los profesores y profesionales de la universidad. “Todos compartimos una cultura de ‘open space’, no solo desde el punto de vista físico, sino también de ‘open brain’, de tener las mentes absolutamente abiertas a partir de un acondicionamiento físico del espacio que mejora y que provoca que ese intercambio sea real”.

Educar en la libertad de opinión para ejercer la libertad de expresión

La periodista que ha entrevistado al Rector de la Universidad Camilo José Cela, Carolina González, ha preguntado por el discurso que dio en el Senado de España hace unos días.

La libertad de expresión nos lleva a donde nosotros la queramos llevar, pero si no la usamos, nos deja en un coto de libertad muy estrecho desde el punto de vista de libertad de opinión”, ha advertido. “Vivimos en un tiempo turbulento en el que las verdades son a veces, en el mejor de los casos, medias verdades. A veces conviene simplemente contrastar los hechos, las fuentes, las versiones, y no dejarse guiar ni manipular. Ese mundo del que ahora bautizan como el mundo de la posverdad o de ‘fake news’, es real, es un hecho. Y no depende solo o exclusivamente de la posición o de la actitud que hayan tomado algunos medios de comunicación, que la han tomado, sino de las instituciones en general”.

Samuel Martín-Barbero ha aludido a las universidades, también, como responsables en la educación de los valores de la ciudadanía. “Todos aquellos que somos responsables de generar conocimiento, de generar opinión, de generar cultura, como en nuestro caso, tenemos la responsabilidad mayúscula de incentivar la libertad individual de todo aquel a quien educamos”. En su llamamiento, el Rector ha instado a “poner en tela de juicio la información que pueda llegarnos. No con la suspicacia de pensar que a uno per se le están mintiendo o manipulando, pero obviamente manteniendo esa especie de cuestionamiento racional, lógico, intelectual, que le haga a uno ser responsable no solo de sus hechos, sino también de sus dichos. Ese llamamiento a la libertad de expresión, de opinión o de pensamiento, en momentos en los que no es fácil ni de enfrentarse a la opinión dominante”.

Escucha aquí la entrevista: