Reporteros sin Fronteras presentó su informe anual sobre la libertad de prensa en la Facultad de Comunicación de la UCJC

Reporteros sin Fronteras ha presentado su informe anual en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UCJC. La presidenta de la sección española, la periodista Malén Aznárez, y la periodista mexicana amenazada de muerte, Rosa Isela Pérez, realizaron un detallado relato de los abusos que ha sufrido la prensa durante el año 2012. Abusos, censuras, detenciones, torturas y muertes. Ser periodista ha sido siempre un oficio incómodo y  en el último año, el peor desde 1995,  especialmente Siria y Somalia, donde fueron asesinados 19 y 18 periodistas respectivamente, encabezando un macabro récord para el ejercicio de la profesión. Turquía fue, durante 2012, la mayor cárcel del mundo para el periodismo libre, con 72 informadores encarcelados y decenas de juicios en curso.

Malén Aznárez destacó que, en muchos casos, los periodistas que han muerto –88 reporteros y 47 blogueros en los últimos 12 meses-, no fallecieron de forma circunstancial sino que fueron seleccionados por aquellos -ejércitos, dictaduras, narcotraficantes o mafias-, a quienes molestaban. La presidenta de Reporteros Sin Fronteras invitó a todos los futuros periodistas a no perder nunca de vista el estado de la profesión y a defender la libertad de expresión en todo el mundo.

El testimonio de Rosa Isela Pérez, periodista de Ciudad Juárez exiliada en España, heló el aula donde tuvo lugar el encuentro.  Rosa Isela ha informado durante años de los numerosos feminicidios cometidos en esta ciudad peligrosa y fronteriza del norte de México. Durante años resistió presiones y amenazas, pero finalmente resultaba incómoda hasta para su propio periódico que la acusó de “dañar la buena imagen de la ciudad”. Las amenazas constantes de muerte para ella y su familia la llevaron a tomar la decisión más dura de su vida: poner tierra por medio en tanto no sea posible ejercer el periodismo en algunas zonas de su propio país.

Rosa Isela Pérez denunció la connivencia que hay entre el narcotráfico y personas incrustadas en todas las esferas del gobierno y del Estado y abogó por la denuncia y el periodismo libre frente al olvido. El viernes, día 3 de mayo, en la Casa Encendida, a las 19.30, Reporteros sin Fronteras celebrará el Día Mundial por la Libertad de Expresión. Música, periodistas invitados y mucha información en una jornada para reivindicar la libre información.