La amenaza yihadista, a debate en la Universidad Camilo José Cela

La primera jornada de UCJC Debate: Jornadas de Yihadismo y Terrorismo ha arrancado hoy en la sede de Madrid-Ferraz de la Universidad Camilo José Cela. Desde una perspectiva internacional y nacional, en el día de hoy se ha abordado desde la perspectiva de la seguridad, la defensa, de las víctimas y del sistema penal.

La inauguración, llevada a cabo por Samuel Martín-Barbero, rector de la Universidad Camilo José Cela, ha recalcado las reseñas del yihadismo y su buen manejo en la comunicación. “El yihadismo sabe cómo manipular, grabar, emitir y hasta censurar a los propios medios árabes. No se trata solo de manipular, sino también de vaciar conciencias”.

El secretario de estado de Seguridad, Francisco Martínez Vázquez, ha reafirmado las declaraciones del rector, en alusión al modus operandi y manejo de las redes sociales del yihadismo: “El público al que pretenden radicalizar son receptivos a unos mensajes atractivos para ellos. Europa y las Naciones Unidas trabajan para que los difusores en redes sociales de los países amenazados realicen una contra narrativa eficaz contra el terrorismo”.

Martínez Vázquez ha analizado este fenómeno para España. “Se trata de una amenaza que se ha transformado a una velocidad vertiginosa, y que es más difusa, menos predecible y que se basa en distintas formas de acción más complejas que el terrorismo de corte orgánico que conocíamos hasta el momento”.

En su intervención ha recalcado la importancia del vigente pacto de estado, “fundamental para la lucha común” y la importancia de la prevención, investigación y reacción penal, así como la dotación a las fuerzas de seguridad del estado las herramientas necesarias para la lucha contra el terrorismo.

En esta puesta en común, moderada por José Luis Curbelo, decano de la facultad de Derecho y Economía de la Universidad Camilo José Cela, también ha participado Jorge Dezcállar, embajador de España y exdirector del Centro Superior de Información de la Defensa (CNI), que alertó sobre la necesidad de extender la acción comunitaria contra el terrorismo yihadista más allá de las fronteras europeas: “Tenemos el deber y el derecho de defendernos ante esta amenaza. No estamos haciéndolo fuera, y para ello necesitamos cooperación internacional y coordinación interna. Echo de menos una iniciativa diplomática europea”.

Por la parte de las víctimas, Pilar Manjón, presidenta de la Asociación 11-M Afectados del terrorismo, así como una víctima del 11-M, han afirmado que “a las víctimas nos ha tocado pasar por la vida con este dolor, pero este atentado iba dirigido contra toda la sociedad española. La carga de este atentado la llevamos en nombre de toda la sociedad en su conjunto”.

En la exposición, las dos víctimas han recalcado la labor de Campus de Paz con todas las víctimas del terrorismo, y del valor de las herramientas de inteligencia emocional con las que se les ayuda a afrontar su duelo.

El yihadismo y el sistema penal

En la jornada también ha habido lugar para la puesta en común de jueces y magistrados. El juez José Luis Castro Antonio ha ofrecido a los presentes el perfil de los presos yihadistas en España. “Existen un total de 81 personas relacionadas con el terrorismo yihadista en las cárceles españolas: 69 hombres y 12 mujeres, el 75% en situación legal en España cuando fueron arrestados”. En su explicación, ha hecho referencia a la última de las mujeres detenidas en España esta misma semana, en el aeropuerto de Barajas. En su opinión, “muchas de ellas se radicalizan a través de las redes convencidas del mundo ideal que les espera en zonas como Siria, pero se convierten en auténticas víctimas”.

En este debate también han participado Mª del Carmen Calba Figuero, coordinadora de la Oficina de Asistencia a las Víctimas del Terrorismo de la Audiencia Nacional y José Mª Fuster Fabra, de Fuster Fabra Abogados. Ha estado moderado por Ricardo Rejas Muslera, director del Departamento de Derecho de la Universidad Camilo José Cela.

El papel de las fuerzas de seguridad del estado

En el debate sobre seguridad, moderada por Nicolás Marchal Escalona, director del Departamento de Criminología de la Universidad Camilo José Cela, han participado Pablo Salas Moreno, general jefe del Servicio de Información de la Guardia Civil; Enrique Barón, comisario general de Información del Cuerpo Nacional de Policía, y Andrés Otero Pinardo, comisario División Terrorismo del Centro de Inteligencia, Terrorismo y Crimen Organizado.

En su exposición han dedicado un amplio espacio a la oleada de refugiados proveniente de Siria. “Europa tiene un verdadero momento crítico a la hora de responder ante esta situación, porque es un problema humanitario. Debemos combatirlo con la prevención y preparación”, ha concluido Salas.